PRUEBA NEUMATICOS

Esta prueba esta realizada por TRUCA 600 BOGSPOT es una prueba de neumaticos muy interesante. un saludo

Reventando un neumático. (Parte 15)

 Pues sí, la verdad es que viendo el perfil que tiene el neumático MSC G1 cuando es nuevo a estrenar, me suponía que romperlo me iba a llevar mucho más tiempo, pero nada más lejos de la realidad y, es que, sólo 32 días después de romper el Scaleauto Soft, el neumático MSC G1 ha rendido su alma. El feeling que he tenido con él? pues bueno, que quereis que os diga, si decepcionate fué el adjetivo utilizado para calificar al Scaleauto, para este neumático la verdad es que me quedo sin vocabulario, no encuentro palabras para expresar como me siento. Es algo que supera la decepción y, quizás venga dado por las expectativas que me creé para con ellos, que no se han visto reflejadas en la pista en ningún momento.
Rápidos no son, ya que su mejor vuelta se ha quedado en unos 5.313 segundos, recordemos que los mejores (Spirit, Scaleauto Spirit, Sloting S2, Scaleauto 4720) logran rodar sin problemas en 5.0, siendo la misma sólo un espejismo, ya que el ritmo medio ha sido superior a los 5.5 segundos. Resistentes tampoco, ya que sólo  han conseguido completar (y porque ha habido “ensañamiento”) la escasa cifra de 2.195 vueltas, es decir, 27 km. 678 m y 95 cm., lo que les otorga el dudoso honor de haber sido los que menos han durado de todos. Menos mal que al menos no hacen tantas “pelotas” como los Soft.
En cuanto a su comportamiento, decir que son unos neumáticos válidos  para el Slot Sport casero, pero con los que no se puede ir más allá de eso. Son constantes en los tiempos por vuelta (aunque no sean buenos tiempos), pero se desgastan excesivamente rápido, además, andan bastante escasos de tracción, haciendo derrapar el coche incluso en linea recta. Como dato curioso, destacar que incluso cambian de color como puede apreciarse en las fotos de más abajo.
Bueno, no me enrollo más. Os dejo con las fotos.
 Imagen ya habitual, nuestro prota en su enésimo cambio de gomas.
 Antes de entrar a boxes las derrapadas eran continuas.
Una más.
 Detalle del cambio de color en el neumático de la izquierda.
Aquí se aprecia algo mejor.
Principio del fin.
Fin con ensañamiento…
El chasis, una vez más, toca tierra.
 Arriba el neumático roto, abajo nuevo. Como detalle curioso, resaltar que por la zona dónde tiene los números de la medida es por la que menos se ha desgastado, quedando más perfil de goma por esa zona que por el resto del neumático.
Comparativa desgaste. Arriba usado, abajo nuevo.
 En esta ocasión no hay tanta porquería, incluso teniendo en cuenta que ha roto dos neumáticos antes de abrirlo.
 Detalle de la anchura de la guía. En su parte superior puede verse la anchura original y lo desgastada que está.
 Las trencillas mientras tanto y, aunque están algo quemadas, siguen a lo suyo.
Y hasta aquí llegó la prueba del neumático MSC G1. Los más observadores se habrán dado cuenta de que no he dicho cual va a ser el próximo neumático en pasar por las llantas del Reynard y el motivo no es otro que intentar haceros participes de este proyecto, proponiendo entre todos la prueba de algún neumático que no haya pasado por estas páginas aún. Quedo a la espera de proposiciones.Espero que haya sido de vuestro interés.

Reventando un neumático. Parte 14.

Decepción. Sí, se que suena algo fuerte y quizás sea por las expectativas que tenía en ellos, pero esa es la palabra que me veo en obligación de usar después de haber probado y roto los neumáticos Scaleauto Soft. Decepción porque pese a lo blando de su tacto, no agarran demasiado (5.344 segundos de mejor vuelta) quedándose a más de 3 décimas de los mejores y estando en la misma linea de los neumáticos con peores tiempos por vuelta probados. Decepción igualmente ya que, aunque Soft=Blando, muy blando diría yo en este caso, sólo han sido capaces de cubrir 3.660 vueltas a mi trazado (46.152 metros), teniendo por tanto menos de la cuarta parte de rendimiento en cuanto a kilometraje de los mejores. Decepción por el feeling que he tenido con ellos, siendo la vuelta rápida conseguida antes casi un espejísmo, puesto que el ritmo que he llevado con ellos, como máximo ha sido unas 3 décimas por vuelta más, en torno a los 5,6 segundos… Decepción porque al terminar con ellos he tenido que aspirar el circuito del montón de pelotas de goma que han soltado. En sólo unos 3-4 minutos produce unas pelotas como granos de arroz. No los recomendaría para nada en carreras de resistencia, y en carreras al sprint… no sé, creo que tampoco, como mucho para uso casero. Puede que a lo mejor, en otras condiciones de pista-ambiente pueden que vayan bien, pero en pista Ninco y temperatura privameral, mejor buscar otra cosa. Si tengo que decir algo bueno de ellos, diría que al menos su rendimiento es uniforme, esto es, no tiene grandes bajones, siempre funciona más o menos igual de… voy a dejarlo! Han durado tan poco que en esta ocasión ni siquiera he abierto el coche para engrasarlo!

Vamos un poco con la historia gráfica, a ver si cambio de humor…
El piloto nota el pinchazo.
Boxes, tan cerca y a la vez tan lejos.
Pequeña rotura, el principio del fin.
Dos minutos después está así. Comentar que en esta ocasión y sin que aún sepa porqué, el neumatico que se ha roto es el contrario al que siempre se rompe. Llevo unos días dandole vueltas a la cabeza y la única explicación que se me ocurre es que sea debido a lo excesivamente blandos que son.
Sólo una pequeña muestra de las pelotillas, por el resto del circuito había muchas más.
Fijaros que bajo se quedó el coche, el chasis tocaba en muchas partes de la pista.
Comparación con los Scaleauto Soft sin estrenar.
Los siguientes de la lista. MSC 1705 G1 19×10.
Neumáticos nuevos montados, listo para seguir.
Esto va camino de convertirse en una estalactita (o cómo se escriba), casi está cerca del suelo de la mesa de la pista…
Eso es todo, espero que con los neumáticos MSC pueda escribir palabras menos decepcionantes…

Reventando un neumático. (Parte 13)

Bueno, aunque me parezca mentira, aquí estoy de nuevo para contaros cómo me ha ido a la hora de romper los neumáticos Tectime.
La verdad es que no ha sido tarea fácil. La familia, el comienzo de la temporada de rallies en los clubs donde compito, la colaboración con la revista SVQ Slot Press y demás historias han hecho que este neumático haya estado montado en el Reynard desde el pasado 19 de noviembre. Bueno, para ser justos con él, la falta de tiempo y lo duro que ha resultado, ya que en este tiempo ha sido capaz de aguantar sin romperse 12.121 vueltas a mi pista casera en aproximadamente unas 20 horas de uso, lo que hace un total de 152 km, 845 m y 81 cm. Por el camino ha llegado a marcar una mejor vuelta de 5.200 segundos, hecho el cual me hacen calificarlos como buenos neumáticos de Sport, para entrenar y demás, pero no para romper cronos (aunque sí dedos…). En cuanto al rendimiento de los mismos, decir que, aunque son constantes, me ha ido mejor con ellos al principio y al final, teniendo, cuando están a media vida su peor momento. No producen muchas pelotillas y cogen temperatura rápido. Quizás no estarían mal para alguna resistencia, pero no para carreras al sprint.
Ese pequeno punto plateado indica el comienzo del fin…
En sólo 5 minutos más ya estaba así.
Vista de nuestro protagonista poco antes del pinchazo.
El piloto empieza a sufrir…
Un GT lo pasa por fuera… esto ya es el colmo
 
El camino a boxes se eterniza…
Más coches nos siguen superando…
Por fíiiiiiinnnnn, aunque parece que hay bastante tráfico en el pit lane…
 A la vista de la altura de la parte trasera del coche, queda patente que parte de los problemas que acusaba el piloto se debían al roce de la “panza” por el suelo…
 
 Esto es lo que nos tienen preparado en boxes, los Scaleauto SC4726 Soft, a ver que rendimiento dan…
Los mecánicos del equipo desmontan el carenado para verificar el interior del Reynard…
El neumático está destrozado. Es la primera vez que vemos romperse uno por dos sitios simultaneamente…
La carrocería no “atesora mucha roña”…
 Trencillas, limpieza y “palante”. También llevan bastantes kilometros…
 El piñón aunque tocado, puede seguir otros tantos km…
La corona apenas está marcada…
 El eje trasero si que está muy marcado, seguramente en el próximo cambio de gomas lo sustituya…
Estado de las gomas despues de las 12000 y pico vueltas…
Medida del eje trasero por su centro…
 
 Medida del eje en la zona del rodamiento… algo desgastado, pero con más de 1000 km es normal…
Con las gomas nuevas ya no arrastra…
 
Engrasado y listo para continuar…
Saliendo de boxes, la aventura continúa…
 Mientras tanto el “cementerio” suma y sigue…
 
Dedo con miles de km, tanto de Reynard como de los rallies… ha estado mejor, pero también ha estado peor.
Esto ha sido lo que ha dado de si el neumático Tectime. Espero que os haya gustado y que no vuelvan a pasar tres o cuatro meses antes de romper el Scaleauto Soft.

dime que opinas

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s